Your browser version is outdated. We recommend that you update your browser to the latest version.

 

Laboratorio de Biofeedback / Biorretroalimentación en Santiago, Chile

(Para el artículo sobre bruxismo y terapia de biofeedback hacer clic aquí.)

                            Nalini Behari usando el Resperate con la ayuda de Pooja Badoni. Meditation Research Institute, Swami Rama Sadhaka Grama, Rishikesh, India. Foto de Peter Nazran.

Para más información contactar aquí.

En el laboratorio de biofeedback/biorretroalimentación del Centro Mahamudra en Santiago de Chile se ofrecen dos entrenamientos:

(1) el EmWave de HeartMath, un software o programa para trabajar con la variabilidad del ritmo cardíaco, muy efectivo para reducir el estrés, salir de una d epresión, o mejorar estados de ánimo negativos, al balancear el sistema nervioso autónomo; también ayuda a mantener la salud del corazón; y
                                   Giancarlo Colombo haciendo el entrenamiento de EmWave. Meditation Research Institute, Swami Rama Sadhaka Grama, Rishikesh, India. Foto de Peter Nazran.

(2) el Resperate de InterCure, una maquinita para reducir las respiraciones por minuto, diseñada para ayudar a las personas que sufren de hipertensión arterial esencial donde el estrés es posiblemente un importante factor contribuyente al desarrollo de la enfermedad. Con Resperate más un trabajo de relajación guiada este tipo de personas pueden corregir su presión arterial. Para las personas con presión arterial normal, el Resperate ayuda a relajarlas más y mejorar su respiración y variabilidad del ritmo cardíaco, contribuyendo a mantener la salud del corazón.

Dos trabajos científicos (Yucha et al, 2001; Nakao et al, 2003) demostraron que si el biofeedback se combina con ejercicios de relajación y respiración, y algunas meditaciones sencillas, el efecto de estas relajaciones y meditaciones se potencia con el biofeedback y los resultados terapéuticos alcanzados son estadísticamente más significativos que el efecto terapéutico de las relajaciones y meditaciones por sí solas sin el apoyo del biofeedback (Yucha et al, 2005).
                                               Máquina de Resperate y sonómetro. Meditation Research Institute, Swami Rama Sadhaka Grama, Rishikesh, India. Foto de Peter Nazran.

Manu trabajó varios años ofreciendo estos entrenamientos en el Meditation Research Institute, Rishikesh, India, y ahora los está entregando a los que puedan venir a su laboratorio en Chile.

Las personas que no tienen problemas de estrés pero que son buscadores espirituales o yoguis intensos, también se pueden beneficiar mucho con este entrenamiento, ya que uno ve a tiempo real, en la pantalla, lo que está pasando con la fisiología del cuerpo y sistema nervioso autónomo o involuntario. Así al "ver" el funcionamiento cardiorespiratorio uno puede aprender a regularlo mejor para alcanzar estados meditativos más profundos.

Para mayores detalles, leer las preguntas y respuestas que siguen más abajo en esta página y ver video al final de este artículo.

Para tomar los cursos, clases y talleres que se facilitan en Mahamudra es necesario concertar una entrevista con Manu. Para más información contactar aquí.
                                                                                                                                      
                                                                    Equipo de BioSemi. Meditation Research Institute, Swami Rama Sadhaka Grama, Rishikesh, India. Foto de Peter Nazran.

Preguntas y respuestas sobre biofeedback

¿En qué consiste el método conocido como "biofeedback"?

El "biofeedback" o biorretroalimentación es un entrenamiento que nos ayuda a mejorar nuestra salud al aprender a controlar ciertos procesos fisiológicos que normalmente ocurren involuntariamente, tales como el pulso cardíaco, presión arterial, tensión muscular, y temperatura cutánea.

El biofeedback es una técnica que mide los diminutos y sutiles impulsos electrofisiológicos a través de instrumentos especializados que amplifican la señal y la presentan a nuestra mente de forma inteligible para que podamos descubrir cuándo ocurren cambios de otro modo imperceptibles que se dan a lugar todo el tiempo en nuestro cuerpo. Los sensores se aplican suavemente a la piel o el cuerpo del paciente y de ahí se obtienen las señales que van al computador y software que las procesa y entrega de vuelta al paciente en la forma de sonidos e imágenes presentadas a través de parlantes, audífonos y monitores que reflejan el desarrollo y progreso de uno o más de estos impulsos en el mismo momento que están ocurriendo (tiempo real).

Con la ayuda de un terapeuta de biofeedback uno puede aprender a reducir la velocidad del pulso cardíaco y la respiración, con efectos positivos en el manejo del estrés nervioso, hipertensión arterial esencial, migrañas, etc.

Aunque al principio se necesita de un monitor y sonido para ver si uno está progresando, eventualmente se podrá triunfar en el entrenamiento sin tener que depender de monitor o sensores.

¿A quiénes puede ayudar el biofeedback?

El biofeedback puede ayudar a personas que sufren de algún desbalance de su sistema nervioso, reflejado en estrés o depresión nerviosa. Al mejorar estos la persona comienza a dormir mejor, su tensión arterial se regula, y se mantiene la salud del corazón. El biofeedback puede ayudar a aliviar una serie de enfermedades que están relacionadas con el exceso o falta de tono muscular (también de origen nervioso), como dolor pélvico, bruxismo, migrañas, espasmos musculares, y otros.

El biofeedback de las ondas cerebrales, conocido como neurofeedback, tal vez podría ayudar en algunos casos de déficit atencional y epilepsia. Sin embargo, el neurofeedback todavía está en pañales y se debe hacer más investigación para confirmar estos hallazgos.

¿El biofeedback se realiza por sesiones, cuántas veces a la semana y por cuánto tiempo, por ejemplo?

Depende del tipo de dolencia que se quiera tratar, la gravedad de ésta, y el estado emocional y personalidad del paciente en cuestión. En general yo recomiendo por lo menos tres sesiones de una hora cada una a la semana y por tres semanas (total de nueve horas) para ver algún resultado tangible.

¿Cómo ayuda el biofeedback a las personas que sufren de bruxismo?

La forma más directa de ayuda es a través del EMG o electromiografía, que detecta la tensión excesiva de los músculos involucrados en el bruxismo y manda una señal en la forma de un sonido a la persona durmiente para que ésta reaccione y deje de sobre-tensar esos músculos. Como todo entrenamiento, requiere de algún tiempo para que empiece a surtir efecto.

La razón de fondo del bruxismo, sin embargo, es el estrés nervioso, por lo que con EMG se logrará una solución específica y temporal al bruxismo pero no a la enfermedad de fondo del paciente que es su estrés nervioso. Así, el paciente puede que se “cure” del bruxismo temporalmente pero el estrés nervioso seguirá causando estragos en otras áreas de su salud, como la digestión, el corazón, etc.

Por lo mismo, mi laboratorio se enfoca en curar el estrés nervioso más que en curar una dolencia en particular, como el bruxismo. Si aprendes a relajarte gracias al biofeedback o a otras técnicas, entonces tanto el bruxismo como toda otra enfermedad relacionada con el estrés desaparecerá. Así, en mi laboratorio le enseño a los pacientes a respirar, relajarse, y usamos biofeedback específico para eso, como el Resperate, que calma la respiración y la profundiza, y el EmWave, que regulariza la variación de los ritmos cardíacos, que son uno de los primeros en desordenarse cuando la persona está estresada. Y viceversa, una persona con los ritmos cardíacos ordenados inmediatamente empieza a relajarse y curarse del estrés nervioso.

¿En su laboratorio ha recibido pacientes con bruxismo que buscan terapias alternativas a los clásicos planos de relajación?

Sí. Me llegan consultas de personas que sufren migrañas, bruxismo, dolores pélvicos y otros. Yo les explico las ventajas del tratamiento inmediato (EMG para el bruxismo y los dolores pélvicos, y regulación de la temperatura de la piel de un dedo para casos de migrañas, etc.) versus las ventajas de mi tratamiento de balancear el sistema nervioso autónomo en general.

¿Cuáles son los resultados esperables luego de someterse al método del biofeedback?

Si el biofeedback se combina con ejercicios de relajación, yoga suave y meditativo, como el que enseño en mi centro Mahamudra – Tradición Yoga Himalayo, y respiración consciente, entonces el sistema nervioso autónomo se regularizará (sistemas simpático y parasimpático quedarán balanceados) y la persona gradualmente se mejorará de todas sus enfermedades de origen nervioso y psicosomático.

¿Este método es recomendado para todo tipo de personas?, ¿para niños también?

Sí, personas de todas las edades pueden beneficiarse del biofeedback. Para los niños hay softwares que presentan las señales en forma de juegos. Una profesora de colegio holandesa que se entrenó conmigo en la India, ahora trabaja como orientadora de niños en Holanda y los ayuda a través del biofeedback, juegos, e imágenes entretenidas que ella y el niño seleccionan. Otro terapeuta que visitó mi laboratorio en la India ahora trabaja con niños con déficit atencional en Nueva York.

¿Es un método guiado o se realiza sin la intervención de terceros?

Al comienzo el paciente debe ser asistido cercanamente por el terapeuta. Después el/la paciente puede hacer el entrenamiento por sí sol@ con el computador/software. Finalmente, si la persona aprende a reconocer las señales que le está enviando el cuerpo a través de sensaciones corporales específicas –algo que les enseño a hacer a mis pacientes– entonces después de un tiempo la persona puede prescindir completamente de las máquinas.

¿Cuándo fue creado o descubierto este método?, ¿cuándo llegó a Chile?

El biofeedback ha existido de forma intuitiva, sin la ayuda de tecnologías sofisticadas, desde hace miles de años a través de las investigaciones en su propia mente y cuerpo de los yoguis y chamanes. El biofeedback con la ayuda de la ciencia se remonta a los desarrollos de la ciencia del siglo XIX y XX pero sólo a finales de los 1960s toma la forma conocida actualmente, con el uso de computadores y software. Durante los 1970s causó intriga e interés entre los psicoterapeutas del Primer Mundo, pero debido a que los computadores eran muy grandes y pesados nunca realmente se popularizó. Sólo en las últimas décadas han aparecido softwares entretenidos que se pueden usar en un computador portátil y se han vuelto accesibles al público en general.

Yo regresé de la India en marzo de 2011 y comencé con mi laboratorio en Santiago en junio de 2012. Sería de extrañar que no hubiera habido biofeedback en Chile antes de 2012, especialmente considerando que ya se usaba en otros países desde los 1970s. Lo que sí puedo afirmar, es que hasta la fecha en que establecí mi laboratorio, no había ningún lugar en Chile registrado con la Asociación para la Psicofisiología y Biofeedback Aplicadas (AAPB) ni con la Alianza Internacional de Certificación en Biofeedback (BCIA).

Breve biografía de Manu

Manu, PhD, Lama, E-RYT 500, vive en la India de 2000 a 2011. De 2000 a 2007 participa en retiros de meditación budista tibetana (linaje Drikung Kagyu) en Pithoragarh y Almora, Kumaon Himalayas, patrocinado por Su Santidad el Drikung Kyabgon Chetsang Rimpoché y otros patrocinadores de centros Drikung de EE.UU., Canadá, Chile y Alemania. Realizó un retiro en silencio y aislamiento de tres años de preliminares tántricos, Sendero Quíntuple del Mahamudra, y los Seis Yogas de Naropa.

Desde 2007 hasta marzo 2011 Manu trabaja como director del Instituto de Investigación para la Meditación (Meditation Research Institute) del ashram Swami Rama Sadhaka Grama en Rishikesh, donde también es practicante y profesor de yoga y meditación.

En este instituto, Manu ofrece entrenamiento de biofeedback a personas que buscan alcanzar estados más profundos de relajación y conciencia; enseña cómo usar los equipos de biofeedback a los estudiantes de Gurukulam (academia védica) del ashram que se están preparando para ser profesores de yoga; hace investigación en el área del yoga y respiración, y meditación y los niveles de atención en meditadores avanzados de tradiciones budistas (tibetana, Vipassana-Goenka) e hindú (Himalayan Tradition, Isha Foundation), usando para ello equipos altamente avanzados de electroencefalograma y otros parámetros fisiológicos.

Aparte de enseñar hatha yoga y meditación guiada en el Ashram, Manu también da regularmente charlas sobre la Filosofía del Hatha Yoga, Psicología del Yoga y Meditación, los Cinco Pilares del Sadhana o práctica espiritual, y las Seis Perfecciones o Paramitas del Budismo Mahayana.

Manu ha hecho giras dando cursos y charlas en Europa, Asia, África, Norteamérica, y Sudamérica desde 2010. Desde 2011 dirige el centro y laboratorio de biofeedback Mahamudra.

Manu en el Centro de Investigación de la Universidad de Patañjali, Haridwar, India, junio 2009.
 

Referencias Citadas

Yucha, C.B., Clark, L. Smith, M., Uris, P., LaFleur, B., & Duval, S. (2001). The effect of biofeedback in hypertension. Applied Nursing Research, 14(1): 29-35.

Nakao, M., Yano, E., Nomura, S., & Kuboki, T. (2003). Blood pressure-lowering effects of biofeedback treatment in hypertension: a meta-analysis of randomized controlled trials. Hypertens Res, 26(1):37-46.

Yucha, C.B., Tsai, P.-S., Calderon, K.S., Tian, L. (2005). Biofeedback-assisted relaxation training for essential hypertension: who is most likely to benefit? Journal of Cardiovascular Nursing, 20(3):198-205.

Para tomar los cursos, clases y talleres que se facilitan en Mahamudra es necesario concertar una entrevista con Manu. Para más información contactar aquí.