Your browser version is outdated. We recommend that you update your browser to the latest version.

Descendencia directa en Chile de Mahoma, Carlomagno y otros reyes, santos, califas y emires a través de Francisco de Aguirre, Pedro de Aranda-Valdivia, Francisco de Irarrázabal, Pedro Olmos de Aguilera y Zurita, Juan de Naveda y Alvarado Bracamonte, Miguel Gómez de Silva, Gonzalo de los Ríos, y Juan Ruiz de Peralta, entre otros

 

A la fecha (junio de 2014), pocos saben que en Chile hay una población no menor de descendientes directos de Carlomagno, el "Emperador de Occidente", y de un número importante de reyes y santos europeos y del Medio Oriente, incluso del mismísimo Profeta Mahoma y una serie de califas y emires.

Esto yo lo descubrí haciendo los árboles genealógicos de mi familia. Sin embargo, un año antes, ya en 2013, estaban apareciendo artículos en inglés sobre la genética de los europeos actuales, y cómo todos ellos descienden de los mismos ancestros comunes sólo de hace 600 a 1000 años atrás. O sea, todo europeo actual sería genéticamente descendiente de Carlomagno y de todo europeo adulto vivo en esa época que se reprodujo biológicamente y cuya descendencia también se reprodujo, que se estima sería alrededor del 80% de la población adulta de esos años. Agradezco al sitio de genealogía genética de Mauricio Pilleaux Cepeda por alertarme sobre este punto. Ahora, es posible que hace 500 años todavía no todos los españoles que llegaban a Chile fueran descendientes de Carlomagno y otros reyes, pero como un número considerable de chilenos descendemos de los que sí lo eran, eso no nos hace muy diferentes a los europeos actuales en tal respecto. Así, muchos chilenos seríamos primos en 20mo y 25to grado de la realeza europea actual y virtualmente de todo europeo contemporáneo.

Genealógicamente ya está demostrado que descenderíamos de Carlomagno, Mahoma y otros reyes, califas y santos europeos a través de los conquistadores Francisco de Aguirre de la Rúa, Pedro de Aranda-Valdivia (Aranda y Gutiérrez de Valdivia), Francisco de (Andía) Irarrázabal y Martínez de Aguirre, y Juan de Naveda y Alvarado Bracamonte; de María de Zurita de Villavicencio y Fernández de Valdelomar (casada con el conquistador Pedro Olmos de Aguilera y madre de Pedro Olmos de Aguilera y Zurita); Miguel Gómez de Silva y Manrique; Gonzalo de los Ríos y Ávila Baena Mendoza; el alférez Juan Ruiz de Peralta y Velasco, y muchos otros, pudiendo incluso trazarse con claridad y precisión la relación de parentezco de esta población chilena con todas las actuales familias reales europeas y del Medio Oriente.

Asimismo, los que descendemos de estos españoles nobles también estamos emparentados con un gran número de presidentes y primer ministros del mundo occidental actual. Por ejemplo, somos parientes de la mayoría de los presidentes de los Estados Unidos. Hay dos razones que explican esto. Una es que la nobleza europea medieval estaba toda emparentada y, al igual que como algunos nobles españoles vinieron a Chile, ciertos nobles ingleses y de otras partes de Europa fueron a lo que hoy es Estados Unidos y otros países no europeos, creándose este vínculo de parentesco entre las familias chilenas y las familias de estos países que descendían de nobles emparentados.

En realidad una gran parte del mundo occidental estamos todos cercanamente emparentados y descendemos de tanto nobles como plebeyos, europeos como pueblos precolombinos americanos, diáspora africana como asiática, sólo que las líneas genealógicas de los nobles y familias aristocráticas europeas han sido en general mejor investigadas y por lo mismo ahora es posible armar los árboles de parentesco entre sus descendientes. Asimismo, no sólo las familias de élite chilenas descienden de estos nobles españoles sino también muchos otros chilenos, sólo que las familias de élite aparecen en los libros genealógicos publicados en Chile. Esto último, sin embargo, está empezando a cambiar con la publicación de las imágenes de los microfilmes de los registros eclesiásticos chilenos de bautizo, matrimonio y defunción en la página FamilySearch de los mormones.

Sin lugar a dudas, toda la población mundial somos una gran familia, y con el perfeccionamiento de las bases de datos de registros históricos y listas de actas de nacimiento, bautizo, matrimonio, y defunción; inscripciones laborales y en ejércitos, escuelas y hospitales; datos de viajes y migraciones en barcos y a través de fronteras; censos, etc., más las nuevas bases de datos genealógicas de ADN, en algún futuro no muy lejano se podrá comprobar esto. De hecho, matemáticamente esto ya se ha comprobado, como se demuestra en los artículos de genealogía genética aludidos anteriormente. Por ahora, las genealogías de las familias nobles, ricas y poderosas del mundo occidental ya han sido delineadas, demostrándose lazos de parentesco bastante cercanos entre habitantes de diversos puntos del planeta.

Tal vez llegue el día en que la población mundial, y especialmente sus gobernantes y otras personas de poder, se den cuenta que somos todos hermanos y hermanas cercanamente relacionados por lazos de parentesco. Tal vez esto ayude a disminuir las guerras y genocidios; los abusos transnacionales, como el outsourcing del neoliberalismo que emplea niños y ofrece sueldos ínfimos; las discriminaciones de clase, raciales, étnicas, y de nacionalidad y ciudadanía; las fronteras impermeables y rígidas; las diferencias dramáticas en el acceso a recursos materiales y otros beneficios entre los diferentes países y grupos sociales, etc. Tal vez los de mayor profundidad espiritual incluso puedan comprender el efecto sanador de re-integrar a nuestra gran familia planetaria a los hermanos y hermanas que han sido discriminados y marginados, exiliados, excluidos y olvidados a través de la historia hasta nuestros días. Es así como mi interés al escribir esto no es en Heráldica, sino en Antropología de las Migraciones y Parentesco, Constelaciones Familares, y Ancestrología. Y es por eso que haber hecho esta investigación genealógica, lejos de ser un ejercicio de vanidad personal (por el hecho de haber descubierto mis lazos de parentesco con la realeza europea y Mahoma), fue un ejercicio de espiritualidad, una búsqueda de mis ancestros olvidados para poder así sanar mi familia interior.

Mahoma, el Profeta de Alá (569/70-632)

Aparentemente mi familia y muchos otros chilenos seríamos descendientes directos del Profeta Mahoma por varias líneas diferentes. Hasta ahora he descubierto cuatro: a través de Francisco de Aguirre, de Pedro de Aranda-Valdivia, de Juan Ruiz de Peralta, y de los Sánchez de Loria.

Hasta hace poco estas líneas eran muy controvertidas, porque aunque algunas partes de ellas se podían trazar con claridad a través de fuentes respetables, como los artículos de Wikipedia, había otras partes de la genealogía donde los historiadores no se habían podido poner de acuerdo todavía. Lo que sí sabíamos en esta genealogía, era que de la unión de Mahoma con su mujer Khadija bint Khuwaylid salieron dos hijas de las que descenderíamos: Fatima (al-Zahra) bint Muhammed y Umm Kalthum bint Muhammad. Fátima se casó con el Califa Ali (al-Murtadha) ibn Abu Talib. Ellos son los ancestros directos de Isma'il ibn Gafar. El grupo de los Ismailís del Islam proviene de este Ismael, al que todavía esperan regresará como Mahdi, una especie de mesías. Isma'il ibn Gafar a su vez sería el ancestro directo de Abul-Kasim Muhammad ben Abbad al-Mu'tamid, Emir de Sevilla, quien habría sido el padre de Zaida, la cuarta mujer del rey Alfonso VI de Castilla. Pero estos dos últimos puntos se han puesto en duda. Alfonso VI y Zaida, más adelante conocida como Isabel, habrían sido los padres de Sancha, Infanta de Castilla. Esto último también ha sido cuestionado por muchos historiadores. Y Sancha sería la ancestra directa de Francisco de Aguirre.

Otra línea, más controvertida aún, dice que de la otra hija de Mahoma, Umm Kalthum, descendería en línea directa el Califa de Córdoba Al-Hakam II, cuya supuesta hija Mawiyah (muchos historiadores no mencionan como válida o real a esta hija de Al-Hakam II) se habría casado con Gonzalo García de Castilla, y habrían sido padres de Munio González (esto también cuestionado por muchos historiadores), que sería el ancestro en línea directa de Pedro de Aranda-Valdivia.

Sin embargo, hay otra línea que es mucho más sólida, históricamente hablando. Es la descendencia del segundo matrimonio de Oneca (Onega) Fortúnez de Navarra, quien vivió en el siglo IX. Oneca era hija de Auria ibn Lope ibn Musa, que era hija de Lope ibn Musa, que era hijo de Musa ibn Musa al Qasaw, que era hijo de Musa ibn Fortun, que era hijo de Aiasha ibn Abdul, que era hija de Abdul Yazid al Wallid 3er governador de Al-Andalus, que era hijo de Amina mint Marwan, que era hija de Ruqayya bint Umar, que era hija de Umm Kultum bint Ali, que era hija de Fatima Al-Zahra bint Muhammed, que era hija de Mahoma. Del primer matrimonio de Oneca con 'Abd Allah I, 7mo Emir de Córdoba, desciende en línea directa el Califa de Córdoba Al-Hakam II, mencionado en el párrafo anterior, del que surge una línea controvertida. Sin embargo, del segundo matrimonio de Oneca, con Aznar Sánchez, hay una vasta descendencia que está ampliamente validada históricamente. De esta segunda unión nacen Sancho, Toda, y Sancha Aznares.

De la unión de Toda Aznares con Sancho I Garcez, rey de Pamplona, surge una vasta descendencia de donde proviene prácticamente toda la realeza actual europea, así como muchos (¿la mayoría?) de los europeos y americanos actuales. Por ejemplo, el rey Alfonso VIII de Castilla, que se casó con Leonor Plantagenet (de quienes descienden tanto el príncipe Carlos como Bill Clinton), era descendiente directo de Mahoma. La línea va: El padre del rey Alfonso VIII fue Sancho III de Castilla, quien era hijo de Alfonso VII de Castilla y León, quien era hijo de Urraca reina de Castilla, quien era hija de Alfonso VI rey de Castilla, quien era hijo de Fernando I rey de Castilla y León, quien era hijo de Sancho III rey de Navarra y Castilla, que era hijo de García IV Sánchez rey de Pamplona, que hijo de Sancho II Garcez rey de Pamplona, que era hijo de Garcia rey de Pamplona, que era hijo de Toda Aznares y Sancho I Garcez rey de Pamplona, descendientes directos de Mahoma mencionados en el párrafo anterior.

Es así como un número importante de gobernantes actuales son descendientes directos de Mahoma. Me pregunto, ¿si los políticos estadounidenses actuales que le están declarando la Guerra Santa al Islam se dieran cuenta que ellos mismos son descendientes de Mahoma y primos de muchos musulmanes tal vez experimentarían algún cambio en su conciencia?

Guillermo I, el Conquistador, primer rey de Inglaterra (1025-1087)

A través de Francisco de Irarrázabal, Pedro Olmos de Aguilera y Zurita, Juan de Naveda y Alvarado Bracamonte, Miguel Gómez de Silva, y Juan Ruiz de Peralta somos descendientes directos de Guillermo I, el Conquistador, primer rey de Inglaterra. Esto nos hace primos en vigésimo grado del rey Felipe VI de España y primos en vigesimoquinto grado del príncipe Carlos de Gales (ver más abajo).

Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador (~1048-1099)

A través de Juan Ruiz de Peralta seríamos descendientes directos de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. El Cid tuvo tres hij@s con Ximena Díaz de Oviedo, regente de Valencia. Una de ellas, Cristina (Elvira), fue madre de García IV, rey de Navarra, quien con Urraca de Castilla (hija ilegítima de Alfonso VII, emperador rey de Castilla y León), tuvieron a Sancha, infanta de Navarra, quien se casó con Pedro Manrique de Lara, de donde desciende un linaje de nobles Manrique de Lara que después continúa en un linaje de nobles Fernández de Velasco, Carrillo de Peralta, y Peralta y Velasco, hasta llegar a Juan Ruiz de Peralta y Velasco, que emigró a Chile en el siglo XVII y del cual descendemos a través Loreto Valledor Sánchez (por el lado Sánchez Bravo de Naveda).

Ximena Díaz de Oviedo, la mujer del Cid, a su vez era descendiente directa de Mahoma, por lo que todos los que descendemos del Cid también descendemos de Mahoma. Ximena era hija de Cristina Fernández de Asturias, que era hija de Ximena Alfonso de León, que era hija de Urraca Garcez de Pamplona, que era hija de García IV Sánchez rey de Pamplona, que era hijo de Urraca Fernández de Castilla, que era hija de Sancha Sánchez de Pamplona, que era hija de Toda Aznares, descendiente directa de Mahoma, como se explicó anteriormente.

En mi familia en particular descendemos de Francisco de Aguirre por dos líneas diferentes --tanto por el lado Alemany como por el lado Rojas Salamanca. De Pedro de Aranda-Valdivia y Juan de Naveda descendemos por el lado Méndez. De Francisco de Irarrázabal, Pedro Olmos de Aguilera, Miguel Gómez de Silva, y Juan Ruiz de Peralta descendemos por el lado Valledor.

Carlos, príncipe de Gales

Para los de nuestra generación que descendemos de Francisco de Irarrázabal, Pedro Olmos de Aguilera, Juan de Naveda, Miguel Gómez de Silva, y Juan Ruiz de Peralta, el príncipe Carlos de Gales es nuestro primo en 25to grado. Al igual que Carlos, descendemos directamente de Guillermo I, el Conquistador, primer rey de Inglaterra y Matilde de Flandes, siendo nosotros dos generaciones más cercanas a Guillermo I que Carlos (somos nietos 29nos y Carlos es nieto 31ro). Nuestros ancestros directos comunes más cercanos son el rey Alfonso VIII de Castilla y la princesa Leonor Plantagenet de Inglaterra. Tanto Carlos como toda la familia real británica son descendientes directos del Profeta Mahoma a través del rey Alfonso VIII de Castilla, como se mencionó anteriormente.

Para los que descendemos de Francisco de Aguirre, Carlos es nuestro sobrino nieto en 29no grado.  Aquí compartimos dos de las líneas de ancestros hasta Humberto II, conde de Saboya y Gisela de Borgoña (abuelos en 28no grado nuestro y en 30mo grado de Carlos). Humberto y Gisela tuvieron ocho hijos. Mientras nosotros descendemos de su primer hijo, Amadeo III de Saboya, Carlos desciende de su sexta hija, Adela de Saboya.

Felipe VI, rey de España

El rey Felipe VI de España es primo en 20mo grado nuestro para los que descendemos de Pedro Olmos de Aguilera, Juan de Naveda, y Juan Ruiz de Peralta. Tanto Felipe VI como nosotros descendemos directamente de Enrique II, rey de Castilla. Felipe desciende del matrimonio de Enrique II con Juana Manuel de Villena y nosotros descendemos de la unión libre de Enrique II con Beatriz Ponce de León.

Felipe VI es nuestro sobrino nieto en 29no grado para los que descendemos de Francisco de Aguirre y Pedro de Aranda-Valdivia. Todos descendemos de Alfonso VI, rey de Castilla. Alfonso VI es nuestro abuelo en 28vo grado y el abuelo en 30mo grado de Felipe. Felipe VI desciende del matrimonio de Alfonso VI con Constanza de Borgoña, mientras que nosotros descendemos de la unión libre de Alfonso VI con Ximena Muñoz.

Bill Clinton, 42do presidente de los EE.UU.

Para los de nuestra generación que descendemos de Francisco de Irarrázabal, Pedro Olmos de Aguilera, Juan de Naveda, y Juan Ruiz de Peralta, el 42do presidente de los EE.UU. Bill Clinton es nuestro primo en 25to grado. Al igual que con el príncipe Carlos de Gales, con Clinton nuestros ancestros directos comunes más cercanos son el rey Alfonso VIII de Castilla y la princesa Leonor Plantagenet de Inglaterra. Tanto Clinton como un número considerable de presidentes y políticos de alta envergadura estadounidenses y de otros países son descendientes directos del Profeta Mahoma a través del rey Alfonso VIII de Castilla, como se explicó anteriormente.

Agradecimientos

No podría haber hecho estas genealogías sin la ayuda de la magnífica recopilación e investigación de Mauricio Pilleux Cepeda (http://www.genealog.cl/), que me permitió entroncar mi familia a los árboles de estos españoles nobles llegados a Chile. Pilleux Cepeda a su vez se basó fuertemente en los trabajos genealógicos de Julio Retamal Favereau, Carlos Celis Atria y Juan Guillermo Muñoz Correa, Familias Fundadoras de Chile, 1540-1600, Editorial Universitaria, Santiago, 1992; y de Guillermo de la Cuadra Gormaz, Familias chilenas (Origen y desarrollo de las familias chilenas), Tomo I: A-O; Tomo II: P-Z, Editorial Zamorano y Caperán, Santiago, 1982, para la genealogía de las familias chilenas descendientes de los conquistadores Francisco de Aguirre, Pedro de Aranda-Valdivia, y Juan de Naveda. Para la genealogía de los ancestros de de Aranda-Valdivia, Pilleux Cepeda se basó también en los trabajos de Gregorio Boixo González, Genealogía de los Guzmanes en León y en Vegas, 2004; y Raimundo Charlín Correa, Desde la Conquista, Filiaciones, Méritos y Servicios: Crónica de Cuatro Siglos, Santiago: Imprenta San José, 1992. Para la genealogía de Francisco de Irarrázabal, Pilleaux Cepeda se basó también en el trabajo de Juan Mujica de la Fuente, Nobleza Colonial de Chile, Santiago: Editorial Zamorano y Caperán, 1927. Para la genealogía de Pedro Olmos de Aguilera, Pilleaux Cepeda se basó además en los trabajos de Juan Luis Espejo Tapia, Nobiliario de la Antigua Capitanía General de Chile, Santiago: Imprenta Universitaria, 1917-1921 y Editorial Andrés Bello, 1967; y Luis E. Silva Cuevas, “Gómez de Vidaurre", Revista de Estudios Históricos 41 (1998-1999): 135-193. Para la genealogía de Miguel Gómez de Silva el libro decisivo fue el nobiliario de Juan Luis Espejo mencionado recién. Finalmente, para la genealogía de Juan Ruiz de Peralta, Pilleaux Cepeda se basó en el trabajo de Héctor Meléndez Jiménez, “Sucesión del General don Juan Ruiz de Peralta: La familia Peralta de La Serena y del Valle de Elqui,” Revista de Estudios Históricos 47 (2006): 149-274. Para Ruiz de Peralta también me ayudó la entrada en Wikipedia sobre Pedro de Peralta y Ezpeleta.

Asimismo estoy muy agradecido a My Heritage y su software Family Tree Builder, que me permitió recopilar la información en un todo coherente y tener acceso a ciertas genealogías privadas espléndidas; a la impresionante base de datos FamilySearch de los mormones; a la Genealogía Chilena en Red; a Family Tree & Family History de Geni.com; a Ancestry.com; y a Geneall.net, que fue el que me permitió descubrir el pedigree real de estos españoles llegados a Chile y hacer crecer mis árboles genealógicos a tiempos muy remotos.